¿Cómo se verifica la seguridad de los productos Clarins?

Lotus

Para Clarins, tu seguridad es prioritaria. Por eso nos esforzamos en concebir nuestros productos certificando su seguridad durante todo el proceso de desarrollo, desde la creación hasta la comercialización.

1. El respeto de las normativas cosméticas internacionales

En Clarins, desarrollamos productos que respetan las normativas cosméticas vigentes en los países donde se comercializan. Estas normativas de carácter vinculante pretenden garantizar la seguridad de los consumidores. Por ejemplo, autorizan o prohíben el uso de ingredientes. Las normativas cosméticas se asientan en diversos estudios realizados por expertos independientes de la comunidad científica (químicos, biólogos, toxicólogos…) y actualizados de manera periódica para autorizarlos o prohibirlos.

2. Una concepción rigurosa y certificada

Seleccionamos los ingredientes de nuestros productos en el marco de estas normativas. No obstante, si bien las normativas cosméticas imponen unas normas válidas para todos los fabricantes, corresponde a cada uno de ellos decidir si implantar criterios aún más estrictos. Así, en Clarins, además de seguir atentamente las evoluciones normativas, nos imponemos unas exigencias de seguridad, eficacia y calidad que van más allá de las normativas.
- Para cada uno de los ingredientes de las fórmulas, evaluamos su impacto sanitario, medioambiental y social. Estos estudios nos orientan en la elección de los ingredientes para emplear únicamente los más eficaces y los más seguros, y en ocasiones nos conducen a prohibir otros.
- Asimismo, nuestros expertos fitoquímicos, biólogos y toxicólogos mantienen una actitud de vigilancia permanente ante la aparición de nuevos estudios científicos sobre los ingredientes que empleamos.
- Por último, durante el proceso de desarrollo, cada una de las fórmulas se somete a más de 250 controles. Los dermatólogos evalúan y certifican la inocuidad de nuestras fórmulas validando su buena tolerancia por la piel. Estos controles de seguridad y eficacia nos permiten lanzar al mercado fórmulas seguras y probadas como beneficiosas para los consumidores.
En 2007, la especialización de nuestros métodos se vio reconocida con la obtención de la acreditación oficial de BPL (Buenas Prácticas de Laboratorio), principalmente por los estudios de seguridad no clínicos que llevamos a cabo en nuestros productos.

3. La cosmetovigilancia, el seguimiento posterior a la comercialización del producto

Porque la seguridad de los productos no termina cuando salen de nuestros almacenes, vigilamos su impacto una vez que están en el mercado y durante toda su vida. Así, para identificar cualquier efecto potencial que no se haya podido detectar en los estudios de tolerancia, seguimos con gran atención nuestro protocolo de cosmetovigilancia que consolida todos los comentarios de los consumidores acerca de nuestros productos. Mediante la manifestación de efectos no deseados relacionados con el uso de los productos el consumidor contribuye a la mejora de la seguridad de todos los usuarios y la aplicación, cuando corresponda, de medidas preventivas o correctivas adaptadas: modificación de la composición de los productos o las recomendaciones de uso…

Preguntas sobre el mismo tema

¿Cómo seleccionamos en Clarins los ingredientes de nuestros productos?

Gracias a un saber hacer único, seleccionamos con esmero todos los ingredientes que componen nuestros productos en unas fórmulas respetuosas con la piel.

¿Por qué Clarins utiliza extractos de plantas en sus productos?

Los extractos de plantas poseen unos agentes activos exclusivos que hacen únicos a nuestros productos. Descubre todos los beneficios de las plantas de los tratamientos Clarins.

¿Qué significa "Vegan Friendly"?

Con la gama My Clarins, descubre toda una selección de tratamientos y productos de belleza con la distinción "Vegan Friendly".