Ver cuadrícula
Ver detalles

A propósito: Mascarillas

La mascarilla es un tratamiento que responde a un problema de epidermis concreto. La amplia gama de exfoliantes y de mascarillas se adapta a cada tipo de piel. Pueden actuar sobre varias partes del rostro, especialmente sobre la tez sensible del contorno de ojos. Las pieles normales prefieren mascarillas hidratantes para nutrir la piel. También sirven para pieles secas que necesitan ser hidratadas. Si tu piel es mixta o grasa, opta por las mascarillas purificantes. Eliminan el exceso de sebo de la tez y tonifican el rostro.
Las mascarillas se deben aplicar, aproximadamente, una vez a la semana.