Coloretes y polvos de sol

2 Productos
Filtrar
Ver cuadrícula
Ver detalles
  • 02 soft peach No disponible
    02 soft peach
    02 soft peach 02 soft peach
    03 miami pink No disponible
    03 miami pink
    03 miami pink 03 miami pink
    04 sunset coral No disponible
    04 sunset coral
    04 sunset coral 04 sunset coral
    05 rose wood No disponible
    05 rose wood
    05 rose wood 05 rose wood
    07 tawny pink No disponible
    07 tawny pink
    07 tawny pink 07 tawny pink
    08 sweet rose No disponible
    08 sweet rose
    08 sweet rose 08 sweet rose
    09 golden pink No disponible
    09 golden pink
    09 golden pink 09 golden pink
    Color 03 miami pink Sin existencias
    02 soft peach No disponible
    02 soft peach
    02 soft peach 02 soft peach
    03 miami pink No disponible
    03 miami pink
    03 miami pink 03 miami pink
    04 sunset coral No disponible
    04 sunset coral
    04 sunset coral 04 sunset coral
    05 rose wood No disponible
    05 rose wood
    05 rose wood 05 rose wood
    07 tawny pink No disponible
    07 tawny pink
    07 tawny pink 07 tawny pink
    08 sweet rose No disponible
    08 sweet rose
    08 sweet rose 08 sweet rose
    09 golden pink No disponible
    09 golden pink
    09 golden pink 09 golden pink
    Color 03 miami pink Sin existencias

A propósito: Coloretes y polvos de sol

La base de maquillaje dejará tu rostro uniforme pero sin relieve; ahí es donde actúa el colorete. Éste te permitirá definir los rasgos y destacar la belleza de tu tez. El colorete ilumina los pómulos y la cara. Para que el efecto dé resultado, hay que aplicarlo después de los polvos. La mejor forma de hacerlo es sonriendo delante del espejo y marcando con la brocha la parte de los pómulos que se abomba, aunque existen muchas otras formas de ponerse el colorete, según cómo queramos estructurar el rostro. Tienes a tu disposición diferentes tonos: el colorete rosa va bien a las pieles claras y más oscuras, ya que da frescor al rostro. Lo mismo ocurre con el colorete color albaricoque, del que se puede elegir la intensidad.